SOBICAIN

Centro Bíblico San Pablo

SOBICAIN / Centro Bíblico San Pablo

Biblia y Arte: San José, el padre “pasador”.

Italia

En el mosaico de la Capilla Palatina de Palermo del siglo XII, encontramos una escena insólita y única en su género: José lleva en la espalda a Jesús, algo inédito, visto que en todas las obras que se refieren a la iconografía de la huida de Egipto, desde el Medioevo hasta las representaciones del novecientos, él es presentado como guía: guía a María y al niño o los protege desde atrás.
En el mosaico palermitano, obra de los maestros bizantinos normandos, se refigura lo esencial de la fuga: en el fondo dorado destaca la palma, en el centro se encuentra el asno sobre el cual se encuentra María sentada, detrás el animal del joven Santiago (hijo del precedente matrimonio de José) y delante de todos ellos va José, el padre que guía con un gesto típicamente paterno: aquel de llevar al hijo sobre sus espaldas. José lleva al hijo en alto.
José encarna en esta escena un aspecto fundamental de la paternidad: el de alzar-llevar encima, para comenzar de alguna manera con el desafío del “más allá” y el “más allá” que la vida plantea a cada ser humano, incluso al Hijo de Dios. La imagen del padre que lleva al hijo sobre sus hombros hace pensar en un hombre que quiere mostrar, que su hijo lo visite, comenzar, enseñar, poner a su hijo a la misma altura (o mejor más arriba) para invitarlo a reconocer el límites pero también a seguir, sin miedo, más allá de las fronteras. El gesto permite de iniciarlo en lo desconocido, hacia un mundo menos familiar.
Todo Padre está llamado a asumir este rol: el de “pasador/transeúnte”, de testigo y apoyo privilegiado de los pasajes de la vida del hijo. El recorrido que el padre hace tomar al hijo cambia también al padre, porque mientras hace que el hijo pase de un lado de la vida a otro, él también es involucrado.

Conózcanos
Contacto
Conózcanos
Contacto