Evangelio según san Mateo

1EL EVANGELIO DE LA INFANCIA DE JESÚS
1Ya en el Evangelio de la infancia, Mateo nos anticipa quién es Jesús de Nazaret. Su «genealogía» se ha ido gestando a lo largo de toda la historia de Israel, que en él llega a su plenitud. Como «hijo de David», él es el Mesías anunciado por los Profetas y esperado por el Pueblo judío. Como «hijo de Abraham», es fuente de bendición para todos los hombres. Pero él es mucho más todavía: es «Dios con nosotros» (1. 23). María lo concibió en su seno por obra del Espíritu Santo, y José, al darle el nombre de «Jesús» (1. 25), asumió sobre él la función paterna y lo incorporó legalmente a su linaje davídico.
1Todos los relatos de la infancia tienen un estilo literario propio del Antiguo Testamento, en el que abundan las apariciones, los sueños y las repetidas intervenciones del «Ángel del Señor». De esa manera, se quiere destacar la trascendencia de los acontecimientos narrados. Por eso, mucho más importante que el aspecto anecdótico es el sentido religioso de aquellos relatos. Así, por ejemplo, la adoración de los «magos», que representan a los pueblos paganos, significa que la Salvación no está reservada exclusivamente al Pueblo elegido, sino que es para todas las naciones. Asimismo, por su huida a Egipto y su vuelta a la Tierra prometida, Jesús aparece como otro Moisés, que se pone al frente de su Pueblo y lo conduce al Reino de Dios.
Genealogía de Jesús Lc. 3. 23-38
1
1 Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: 2 Abraham fue padre de Isaac; Isaac, padre de Jacob; Jacob, padre de Judá y de sus hermanos.
3 Judá fue padre de Fares y de Zará, y la madre de estos fue Tamar.
3 Fares fue padre de Esrón;
3 Esrón, padre de Arám;
4 Arám, padre de Aminadab;
4 Aminadab, padre de Naasón;
4 Naasón, padre de Salmón.
5 Salmón fue padre de Booz, y la madre de este fue Rahab.
5 Booz fue padre de Obed, y la madre de este fue Rut.
5 Obed fue padre de Jesé;
6 Jesé, padre del rey David.
6 David fue padre de Salomón, y la madre de este fue la que había sido mujer de Urías.
7 Salomón fue padre de Roboám;
7 Roboám, padre de Abías;
7 Abías, padre de Asaf;
8 Asaf, padre de Josafat;
8 Josafat, padre de Jorám;
8 Jorám, padre de Ozías.
9 Ozías fue padre de Joatám;
9 Joatám, padre de Acaz;
9 Acaz, padre de Ezequías;
10 Ezequías, padre de Manasés.
10 Manasés fue padre de Amós;
10 Amós, padre de Josías;
11 Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos, durante el destierro en Babilonia.
12 Después del destierro en Babilonia:
12 Jeconías fue padre de Salatiel;
12 Salatiel, padre de Zorobabel;
13 Zorobabel, padre de Abiud;
13 Abiud, padre de Eliacím;
13 Eliacím, padre de Azor.
14 Azor fue padre de Sadoc;
14 Sadoc, padre de Aquím;
14 Aquím, padre de Eliud;
15 Eliud, padre de Eleazar;
15 Eleazar, padre de Matán;
15 Matán, padre de Jacob.
16 Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo.
17 El total de las generaciones es, por lo tanto: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta el destierro en Babilonia, catorce generaciones; desde el destierro en Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.
La concepción virginal y el nacimiento de Jesús Lc. 2. 1-7
18 Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. 19 José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. 20 Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. 21 Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados».
22 Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta:
23 La Virgen concebirá
23 y dará a luz un hijo a quien pondrán
23 el nombre de Emanuel,
23 que traducido significa: «Dios con nosotros».
24 Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa, 25 y sin que hubieran hecho vida en común, ella dio a luz un hijo, y él le puso el nombre de Jesús.
« Anterior | Siguiente »

« Libro anterior: Daniel: suplementos griegos