Salmos

Salmo 54 (53)
7Esta breve oración es una súplica para pedir la protección divina en medio de la opresión (v. 5). La petición está acompañada de una profesión de fe y de confianza en el Señor, que es el “sostén” y el defensor de sus fieles (v. 6). El salmista concluye con la promesa de ofrecer un sacrificio de acción de gracias y de testimoniar públicamente la bondad del Señor (v. 8).
PLEGARIA EN EL MOMENTO DE LA PERSECUCIÓN
1 Del maestro de coro. Para instrumentos de cuerda. Poema de David. 2 Cuando los habitantes de Zif vinieron a decir a Saúl: “¿No se ha escondido David entre nosotros?”.
3 Dios mío, sálvame por tu Nombre,
3 defiéndeme con tu poder.
4 Dios mío, escucha mi súplica,
4 presta atención a las palabras de mi boca.
5 Porque gente soberbia se ha alzado contra mí,
5 hombres violentos atentan contra mi vida,
5 sin tener presente a Dios. Pausa
6 Pero Dios es mi ayuda,
6 el Señor es mi verdadero sostén:
7 que el mal recaiga sobre mis adversarios,
7 ¡destrúyelos, Señor, por tu fidelidad!
8 Te ofreceré un sacrificio voluntario,
8 daré gracias a tu Nombre, porque es bueno,
9 porque me has librado de todos
9 mis adversarios
9 y he visto la derrota de mis enemigos.
« Anterior | Siguiente »