Josué

Josué emprende la conquista de la parte norte del país
11
1 Cuando Jabín, rey de Hasor supo todo eso, mandó mensaje a Jobab, rey de Merom, al rey de Simrón, al rey de Acsaf 2 y a los reyes que viven en la montañas del norte, en la planicie de Quinerot al sur, en la planicie y en las lomas de Dor al oeste.
Dt 7,1
Referencias versículo 33 Los cananeos estaban al este y al oeste: los amoreos, los hititas, los fereceos y los jebuseos, en la montaña; los jeveos al pie del Hermón, en el territorio de Mispá. 4 Salieron de campaña con todos sus ejércitos, era un pueblo tan numeroso como la arena de la orilla del mar, con una multitud de caballos y carros. 5 Todos esos reyes se reunieron y acamparon cerca de las aguas de Merom para atacar a Israel.
6 Pero Yavé dijo a Josué: «No les temas, porque mañana a esta hora los entregaré heridos de muerte a Israel. Cortarás los jarretes de sus caballos y echarás al fuego sus carros». 7 Josué y todos sus hombres de guerra los atacaron por sorpresa en las aguas de Merom; se abalanzaron sobre ellos. 8 Yavé los puso en las manos de Israel, quien los aplastó y los persiguió hasta Sidón la Grande y hasta las aguas de Misrefot y el valle de Mispá, al este. Los derrotaron de tal manera que no hubo un solo sobreviviente. 9 Josué los trató como se lo había dicho Yavé: les cortó los jarretes a los caballos y echó al fuego los carros.
10 En ese tiempo, Josué regresó y se apoderó de Hasor, pues Hasor era entonces la capital de todos esos reinos. Josué acuchilló a su rey. 11 Condenaron al anatema y pasaron a filo de espada a todos los seres vivientes que allí estaban; no se dejó a nadie con vida en Hasor, a la que se incendió.
Dt 20,16
Referencias versículo 1212 Josué se adueñó de todas esas ciudades y de todos sus reyes. Lanzó sobre ellos el anatema y los pasó a cuchillo como Moisés, el servidor de Yavé, lo había ordenado. 13 Pero Israel no quemó ninguna de las ciudades edificadas en las colinas, excepto Hasor, a la que Josué incendió. 14 Los israelitas se apoderaron de todo el botín, pero pasaron a cuchillo a toda la población hasta exterminarla completamente: no quedó nadie. 15 Josué llevó a cabo todo lo que Yavé había ordenado a Moisés su servidor, y que Moisés había transmitido a Josué. No se olvidó de nada de todo lo que Yavé había ordenado a Moisés.
16 De ese modo se apoderó Josué de todo el país: de la montaña, de todo el Negueb, de la región de Gosén, de la planicie, de la Arabá, de la montaña de Is rael y de sus llanuras, 17 desde el cerro pelado que se ve al lado de Seir hasta Baal Gad en el valle del Líbano al pie del Hermón. Capturó a todos los reyes, y les dio muerte. 18 Durante largos días Josué luchó contra todos esos reyes:
Jos 9,3
Referencias versículo 1919 ninguna de esas ciudades hizo la paz con los israelitas. 20 Yavé les dio ánimo a todos para que hicieran la guerra a Israel, con el fin de que fueran consagrados en anatema y destruidos sin misericordia, como Yavé se lo había ordenado a Moisés.
Jue 1,10
Referencias versículo 2121 En ese tiempo, Josué volvió para exterminar a los anaquim de la montaña, de Hebrón, de Debir, de Anab, en una palabra, de toda la montaña de Judá y de toda la montaña de Israel: los condenó al anatema junto con sus ciudades. 22 No quedó un solo anaquim en el territorio de los israelitas, excepto en Gaza, en Gat y en Azoto. 23 Josué se apoderó de todo el país, tal como Yavé se lo había dicho a Moisés, y lo distribuyó entre las tribus de Israel para que fuera su herencia. Entonces el país descansó de la guerra.
« Anterior | Siguiente »