Nehemías

12
1 Estos son los sacerdotes y los levitas que volvieron con Zorobabel, hijo de Sealtiel, y Josué: Seraías, Yirmeías, Esdras, 2 Amarías, Maluc, Jatús, 3 Secanías, Rejum, Meremot, 4 Ido, Guinetón, Abías, 5 Miyamín, Maadías, Bilga, 6 Semaías; además Yoyarib, Yedaías, 7 Salú, Amoc, Yilquías, Yedaía. Eran los jefes de los sacerdotes y de sus hermanos, en tiempos de Josué. 8 Levitas: Josué, Binui, Cadmiel, Serebías, Judá, Matanías, que dirigían el canto de acción de gracias. 9 Bacbuquías, Uni y sus hermanos formaban el segundo coro, según sus clases.
10 Josué engendró a Yoyaquim, Yoyaquim engendró a Eliasib, Eliasib a Yoyada, 11 Yoyada engendró a Yojanán y Yojanán engendró a Yadúa.
12 Estos eran los jefes de familia de sacerdotes en tiempos de Yoyaquim: de la familia de Seraías, Meraías; de la familia de Yirmeías, Jananías; 13 de la familia de Esdras, Mesulam; de la familia de Ama rías, Yojanán; 14 de la familia de Maluc, Yonatán; de la familia de Sebanías, Yosef; 15 de la familia de Jarim, Adna; de la familia de Merayot, Jelcay; 16 de la familia de Ido, Zecarías; de la familia de Guinetón, Mesulam; 17 de la familia de Abías, Zicri; de la familia de Minyamin...; 18 de la familia de Bilga, Samúa; de la familia de Semaías, Yonatán; 19 además, de la familia de Yoyarib, Matenay; de la familia de Yedaías, Uzi; 20 de la familia de Salay, Calay; de la familia de Amoc, Eber; 21 de la familia de Yilquías, Jasabías; de la familia de Yedaías, Netaneel.
22 Los jefes de familia y los sacerdotes fueron empadronados hasta el reinado de Darío el Persa, en tiempos de Eliasib, de Yoyada, de Yojanán y de Yadúa.
23 Los hijos de Levi, jefes de familia, fueron inscritos en el Libro de las Crónicas solamente hasta el tiempo de Yojanán, nieto de Eliasib. 24 Estos eran los jefes de los levitas: Jasabías, Serebías, Josué, Binui y Cadmiel; se paraban frente a sus hermanos Matanías, Bacbuquías y Obadías, y ambos grupos, frente a frente, ejecutaban los himnos de alabanza y de acción de gracias según la norma establecida por David, el hombre de Dios. 25 Mesulam, Talmón y Acub eran porteros, hacían la guardia frente a los almacenes situados cerca de las puertas. 26 Estos vivían en tiempos de Yoyaquim, hijo de Josué, hijo de Yosadac, y en tiempos del gobernador Nehemías y del sacerdote-maestro de la Ley Esdras.
Inauguración de la muralla de Jerusalén
27 Cuando se inauguró la muralla de Jerusalén, se buscó por todos los lugares a los levitas para traerlos a Jerusalén, con el fin de celebrar la inauguración con alegría, con cantos de acción de gracias, al son de címbalos, harpas y cítaras. 28 Se congregaron, pues, los levitas de toda la región que rodeaba a Jerusalén, de las aldeas de Netofa, 29 de Bet-Ha-Gilgal, de los campos de Gueba y de Azmavet. Pues los cantores se habían construido poblados en los alrededores de Jerusalén. 30 Los sacerdotes y los levitas se purificaron y luego purificaron al pueblo, las puertas y las murallas.
31 Luego les pedí a los jefes de Judá que subieran a la muralla y los distribuí en dos grupos. El primero caminó por lo alto de la muralla hacia la derecha, en dirección a la puerta del Basural. 32 En ese grupo iban Hosaías y la mitad de los jefes de Judá, 33 junto con Azarías, Esdras, Mesulam, 34 Judá hijo de Miyamín, Senaías y Yirmeía. 35 Se los había seleccionado de entre los sacerdotes y se les había pasado unas trompetas. Luego seguía Zecarías, hijo de Yonatán, hijo de Semaías, hijo de Matanías, hijo de Micá, hijo de Zacur, hijo de Asaf. 36 El y sus hermanos Semaías, Azareel, Gilalay, Maay, Netaneel, Judá y Janani llevaban los instrumentos musicales de David, el hombre de Dios. Y Esdras, el maestro de la Ley, iba al frente de ellos.
37 Al llegar a la puerta del Manantial, subieron, al lado de los escalones de la ciudad de David, a lo alto de la muralla y siguieron por la rampa del palacio de David, hasta la puerta de las Aguas, al este. 38 El segundo grupo se fue por la izquierda; iba en él con la mitad de los jefes del pueblo caminando por lo alto de la muralla, hacia el lado de la torre de los Hornos y hasta la muralla ancha. 39 Luego pasamos por la puerta de Efraín, la puerta de los Pescados, la torre de Jananeel y la torre de los Cien hasta la puerta de las Ovejas, y nos detuvimos en la puerta de la Guardia. 40 Los dos grupos tomaron luego ubicación en el Templo de Dios; estaban conmigo la mitad de los funcionarios, 41 y además los sacerdotes Eliaquim, Maaseías, Minyamín, Micá, Elioenay, Zecarías, Ananías con sus trompetas, 42 y Maaseías, Semaías, Eleazar, Uzi, Yojanán, Malquías, Elam y Ezer. Los cantores eran dirigidos por Izraquía.
43 Ese día ofrecieron muchos sacrificios y el pueblo estalló de alegría porque Dios le había dado un gran motivo para ello; las mujeres y los niños participaban de la fiesta, y la alegría de Jerusalén se oía a lo lejos.
44 Por esos días se hizo entrega de las bodegas que se habían dispuesto para las provisiones, las tasas, las primicias y los diezmos a los que debían guardar en ellas la parte que la Ley dispone para los sacerdotes y levitas; allí llegaban de todas las ciudades del país, porque el pueblo de Judá estaba contento con los sacerdotes y levitas que cumplían el servicio. 45 Estos aseguraban el servicio de su Dios y el servicio de las purificaciones; los cantores y los porteros cumplían los reglamentos de David y de su hijo Salomón. 46 Pues ya en la época de David, Asaf era el jefe de los cantores, y había canticos de alabanza y de acción de gracias a Dios. 47 Y desde la época de Zorobabel Israel entregaba la parte que les correspondía a los cantores y a los porteros, día a día; se les entregaban las ofrendas a los levitas, y éstos las remitían a los hijos de Aarón.
« Anterior | Siguiente »