Segundo Libro de los Reyes

14
1 Amasías, hijo de Yoás, rey de Judá, comenzó a reinar el décimo año de Yoás, hijo de Yoajaz, rey de Israel. 2 Tenía veinticinco años cuando subió al trono y reinó veintinueve años en Jerusalén. 3 Hizo lo que es justo a los ojos de Yavé, pero no como su padre David. De todos modos, se portó como su padre Yoás. 4 Los Altos Lugares no desaparecieron y el pueblo continuó ofreciendo sacrificios y quemando incienso en los Altos Lugares. 5 En cuanto Amasías fue dueño de la situación en su reino, condenó a muerte a sus servidores que habían dado muerte a su padre,
Dt 24,16
Ez 18,1
Referencias versículo 66 pero no condenó a muerte a los hijos de los asesinos, de acuerdo a lo que está escrito en el Libro de la Ley de Moisés.
Dt 24,16
Ez 18,1
Referencias versículo 66 Yavé, en efecto, dio este mandato: «Los padres no serán condenados a muerte por los hijos, ni éstos por sus padres; sino que cada cual será condenado a muerte por su propio pecado».
7 Amasías derrotó a los edomitas en el valle de la Sal y se apoderó de la meseta a costa de un duro combate; le dio el nombre de Yoctel, el que lleva hasta el día de hoy. 8 Entonces Amasías envió mensajeros a Yoás, hijo de Yoajaz, hijo de Jehú, rey de Israel: «Ven a pelear conmigo», le decía. 9 Yoás, rey de Israel, mandó decir a Amasías rey de Judá: «El espino del Líbano mandó decir al cedro del Líbano: Da tu hija a mi hijo como esposa. Pero el animal salvaje del Líbano pasó y arrasó con el espino. 10 Venciste a Edom y estás orgulloso de ello. Muy bien, ufánate y quédate en casa. ¿Para qué vas a atraer la desgracia y la muerte sobre ti y sobre Judá?»
11 Pero Amasías no le hizo caso. Entonces Yoás, rey de Israel, avanzó y se enfrentaron en Bet-Semés, que está en Judá. 12 Judá fue derrotado por Israel y todos huyeron a sus tiendas. 13 Yoás, rey de Israel, tomó prisionero a Amasías, rey de Judá, hijo de Yoás, hijo de Ocozías, en Bet-Semés y se lo llevó a Jerusalén. Demolió la muralla de Jerusalén en más de cien metros, desde la puerta de Efraín hasta la puerta del Angulo; 14 se apoderó de todo el oro y la plata, de todos los objetos que había en la casa de Yavé y en el tesoro del palacio real como también de los rehenes, y regresó después a Samaría.
15 El resto de los hechos de Yoás y lo que hizo, su valentía, la manera como combatió con Amasías, rey de Judá, todo eso está escrito en el Libro de las Crónicas de los reyes de Israel. 16 Yoás se acostó con sus padres y lo enterraron en Samaría junto a los reyes de Israel; en su lugar reinó Jeroboam, su hijo.
17 Después de la muerte de Yoás, hijo de YoAjaz, rey de Israel, Amasías hijo de Yoás, rey de Judá, vivió aún quince años. 18 El resto de los hechos de Amasías está escrito en el Libro de las Crónicas de los reyes de Judá.
2Re 12,21
Referencias versículo 1919 Hubo una conspiración en su contra en Jerusalén y tuvo que huir a Laquis, pero lo persiguieron hasta allá y murió en esa ciudad. 20 Lo trajeron de vuelta a caballo y lo enterraron en Jerusalén junto a sus padres en la ciudad de David.
21 Todo el pueblo de Judá fue donde Azarías, que no tenía más que dieciseis años, y lo proclamaron rey en lugar de su padre Amasías. 22 Reconstruyó Elat y se la devolvió a Judá después que su padre fue a acostarse con sus padres.
Reinado de Jeroboam II en Israel
23 El año quince de Amasías, hijo de Yoás, rey de Judá, pasó a ser rey en Samaría Jeroboam, hijo de Yoás, rey de Is rael. Reinó cuarenta y un años. 24 Hizo lo que es malo a los ojos de Yavé y no se apartó de todos los pecados a que Jero boam, hijo de Nabat había arrastrado a Israel. 25 Fue él quien restableció las fronteras de Israel, desde la entrada de Jamat hasta el mar de Arabá, tal como Yavé, Dios de Israel, lo había dicho por boca de su servidor, el profeta Jonás, hijo de Amitai, que era de Gat-Jefer. 26 Es que Yavé había visto la misérrima situación de Israel: ya no había nadie, ni esclavo ni hombre libre, capaz de ayudar a Israel.
Dt 7,24
Referencias versículo 2727 Yavé no había decidido todavía borrar el nombre de Israel de debajo de los cielos y lo libró por la mano de Jeroboam, hijo de Yoás.
28 El resto de los hechos de Jeroboam, todo lo que hizo y su valentía, la manera como luchó y reconquistó Damasco y Jamat para Israel, todo eso está escrito en el Libro de las Crónicas de los reyes de Israel. 29 Jeroboam se acostó con sus padres y lo enterraron en Samaría junto a los reyes de Israel; en su lugar reinó Zacarías, su hijo.
« Anterior | Siguiente »